Blog

BTSA es una empresa en constante movimiento y expansión, por lo que aquí compartimos con nuestra comunidad todas nuestras noticias e información de interés. También puedes seguirnos en la principales redes sociales. ¡Te invitamos a mantenerte al día de todas nuestras novedades y a acceder a nuestras publicaciones!

 

Antioxidantes para nutrición animal

A lo largo de los años, la industria de la nutrición animal ha ido evolucionando constantemente. En el marco urbano, fue necesario marcar unas pautas para alcanzar y mantener las metas productivas establecidas y ya en el siglo XX, la globalización trajo la necesidad de aumentar la competitividad incorporando el uso de aditivos.

Los principales aditivos usados para limitar el deterioro causado por la oxidación lipídica aumentando la vida útil de los alimentos fueron los antioxidantes. Estas sustancias evitan un proceso oxidativo realizado mediante autoxidación o hidrólisis.

El autoxidación o rancidez oxidativa modifica las cualidades organolépticas y reduce el valor nutritivo de las grasas. A veces genera compuestos tóxicos como resultado de la exposición al oxígeno.

Se trata de un proceso en el que se añade oxígeno sobre el carbono alfa del doble enlace, formando un hidroperóxido, más conocido históricamente como peróxidos. Es completamente irreversible pero retardado gracias a la adición de antioxidantes, el envasado al vacío o en atmósfera de gas inerte, el correcto almacenamiento o el uso de un embalaje apropiado.

La oxidación de los ácidos grasos se divide en tres fases:

  • Iniciación creada por energía externa que producen radicales libres activos
  • Propagación: los radicales libres forman radicales peróxidos que atacan a los ácidos grasos. Estos peróxidos, más tarde, se descomponen en subproductos muy volátiles causantes del mal olor.
  • Terminación: los compuestos reactivos interaccionan entre ellos disminuyendo la cantidad de radicales peróxidos.

La hidrólisis o rancidez hidrolítica  se debe a la presencia de humedad, agentes catalíticos o lipasas. Como resultado de este proceso, se libera glicerol.

Las metilcetonas, lactonas y sus esteres pueden ser formadas por reacciones hidrolíticas. Se cree incluso que las reacciones hidrolíticas, incluida la lipolisis, dan lugar a ácidos grasos libres de forma que pueden ir mucho más rápidamente hacia la auto-oxidación.

Los antioxidantes existen de forma natural pero se pierden fácilmente durante el procesamiento o almacenamiento de los productos, por lo que a menudo es necesario añadir antioxidantes exógenos.

En general, la selección de los antioxidantes depende de los productos, la compatibilidad y las directrices reglamentarias. En ocasiones, se suelen utilizar mezclas sinérgicas de antioxidantes para un resultado más eficaz.

Los antioxidantes se clasifican en dos grandes grupos: sintéticos y naturales.

Los antioxidantes sintéticos se obtienen de forma artificial. Los más utilizados en nutrición animal son:

  • BHA y BHT: son los antioxidantes sintéticos más utilizados del sector. Son muy efectivos en grasas animales y en menor medida en grasas y aceites vegetales. Sin embargo, son extremadamente volátiles a altas temperaturas.

El 3-tert-butil-4-hidroxianisol representa el 90% del BHA comercial, es capaz de estabilizar a un radical libre, secuestrándolo y evitando así posteriores reacciones de radicales libres.

El BHT se utiliza combinado con BHA para una mayor eficacia ya que no resulta tan estable térmicamente como el BHA.  

Ambos tienen un ligero olor fenólico y pueden afectar a la palatabilidad del producto

  • TBHQ: es un compuesto aromático derivado de la hidroquinona, más eficaz en aceites vegetales que el BHA y BHT y útil en la prevención de la oxidación en procesos térmicos. Muestra una buena sinergia con el ácido cítrico, BHA y BHT.
  • Galato de propilo: es un polvo cristalino blanco que se utiliza en alimentos en los que no es adecuado el uso de otros antioxidantes sintéticos liposolubles.
  • Etoxiquina: es un antioxidante derivado de las quinoleínas que se oxida fácilmente formando nitróxido de etoxiquina. Su metabolismo genera sustancias poco seguras por lo que en junio de 2017 se ha suspendido de forma temporal la autorización de la etoxiquina como aditivo en piensos en la Unión Europea.

Los antioxidantes naturales son producidos por los propios organismos para protección de los lípidos. Por ello, los requisitos de aceptación son menores que en el caso de los antioxidantes sintéticos. Los más importantes son:

  • Tocoferoles: son antioxidantes liposolubles que se encuentran muy frecuentemente en las plantas. Están formados por 4 isómeros (alfa, beta, gamma y delta) con diferente capacidad antioxidante y poder vitamínico.

Los tocoferoles y los antioxidantes sintéticos de origen fenólico previenen la oxidación de los lípidos deteniendo las reacciones en cadena de los radicales libres. Sin embargo, los tocoferoles son menos volátiles que los antioxidantes sintético, lo que les permite mantenerse de manera más eficaz en el producto final.

Gracias a la estructura de los tocoferoles, poseen una alta solubilidad en medio lipídico que permite proteger al alimento con mayor eficacia.

Se trata de antioxidantes seguros, efectivos y fáciles de incorporar al proceso productivo. Además, su uso está permitido en todos los países del mundo.

  • Extracto de romero: es un antioxidante extraído de la planta del romero muy funcional en grasas animales. Está compuesto por antioxidantes fenólicos como el  Ácido Rosmarínico, el Camosol y el Ácido Carnosídico.
  • Extracto de té verde: se obtiene de las hojas de Camelia sinensis y presenta antioxidantes polifenoles. Suele utilizarse como complemento a la actividad de las vitaminas E y C en alimentación animal.
  • Ácido ascórbico y sus derivados: puede presentarse en forma de vitamina C, en sus sales hidrosolubles o esteres liposolubles. Su actividad antioxidante se debe a interacciones con tocoferoles, ácido cítrico y ciertos antioxidantes sintéticos.

En cuanto a su mecanismo de acción, se consideran dos tipos de antioxidantes: primarios y secundarios.

  • Los antioxidantes primarios rompen la reacción de oxidación añadiendo hidrógeno y generando radicales más estables. Los principales antioxidantes de este tipo son: antioxidantes fenólicos, fenoles rompedores y primarios eventuales.
  • Los antioxidantes secundarios inhiben la peroxidación principalmente mediante quelación de metales, regeneración de antioxidantes primarios, descomposición de hidroperóxidos y eliminación de oxígeno. Los principales tipos son: antioxidantes receptores de oxígeno, agentes quelantes, antioxidantes secundarios y eventuales.

 

Otro tipo de clasificación es según sus propiedades, así se clasifican en antioxidantes tecnológicos y fisiológicos.

  • Los antioxidantes tecnológicos controlan los procesos de lipoperoxidación de las materias primas con mayor aporte energético y palatabilidad. Habitualmente se utilizan moléculas sintéticas que frenan la oxidación de las grasas pero no ejercen ningún efecto sobre las funciones siológicas. Sin embargo, también se utilizan antioxidantes naturales que contienen alfa-tocoferol que aporta más beneficios que los tecnológicos.
  • Los antioxidantes fisiológicos son importantes frente a la reducción del estrés oxidativo resultado del desequilibrio entre la producción de radicales libres y la acción antioxidante. Existen numerosos factores que pueden incrementar la producción de radicales libres y/o debilitar el sistema antioxidante. Por tanto la suplementación con antioxidantes aporta beneficios tanto in-vivo como post-mortem mediante la prevención del estrés oxidativo.

 

Por lo tanto, a la hora de elegir el antioxidante más adecuado para cada producto, se tendrán en cuenta que cumplan los siguientes requisitos:

  • Que sean seguros y sin efectos negativos para la salud animal
  • Efectivos a bajas concentraciones
  • Que sean económicos
  • Efectivos para alargar la vida útil de los productos
  • Capaces de reducir el uso de otros nutrientes antioxidantes en la dieta

 

 

<<Descárgate el ebook del Antioxidante Ideal para Alimentacion Animal>>

 

 

Compartir esta entrada

Suscríbete a nuestro Blog

Artículos Recientes